Explora: las aves del parque Bicentenario

“En Santiago hay solo palomas”. Posiblemente todos los residentes de la zona han escuchado esta afirmación más de una vez, pero no hay nada más erróneo. Si bien Santiago puede parecer gris y aburrido, un mundo fascinante se encuentra oculto todos los días junto a nosotros. Hay que aprender a descubrirlo.

En esta edición exploramos el parque Bicentenario junto con Rodrigo Reyes, ornitólogo y cofundador de la Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre (ROC). El parque, ubicado en la comuna de Vitacura, ofrece amplias áreas verdes, lagunas artificiales, juegos para niños y mucho más, pero es su increíble variedad de aves lo que lo hace ideal para los amantes de los animales. Dos principales factores contribuyen a esta diversidad: su cercanía con el cerro y las lagunas artificiales. Debido a lo primero, es posible avistar en pleno Santiago urbano aves típicas de zonas campestres. Por otro lado, la presencia de agua atrae aves de humedales, usualmente muy esquivas en su hábitat natural.

Genial, pero no sé nada de pájaros. ¿Cómo y cuándo los veo?

Anatomía

Anatomía básica de un ave

Son las cinco de la tarde de un viernes. El parque se ve relativamente concurrido, pero a los pájaros parece no afectarles: revolotean y bajan a tierra recurrentemente. Mientras caminamos por uno de los senderos más alejados de la actividad humana, Rodrigo Reyes comenta que es un momento favorable para observarlos, ya que es la hora en la que bajan masivamente a alimentarse por segunda vez en el día (su primera comida es en la mañana, alrededor de las diez, otro momento recomendable). Además, Reyes indica que esta es la temporada reproductiva de las aves, por lo que es más probable verlos activos

Como consejo para tener una vista privilegiada: nunca hay que bajar la guardia. Si bien las aves se muestran particularmente confiadas, ellas se darán cuenta si las sigues. Debido a esto hay que actuar como si no estuvieran ahí, ya que, de percibir que nuestra atención está sobre ellas, se alejarán. La paciencia es clave. Incluso si observas que se posan relativamente lejos de ti, no te desesperes. Si esperas en tu lugar con calma, es probable que el pájaro por sí solo se distraiga y se acerque.

En esta época es también común encontrar aves jóvenes, pero es muy importante no molestarlas. Aquí está la razón:

Cuando están en sus primeros aleteos, se confían de su camuflaje. Si uno se acerca, no están preparadas para el vuelo, caen y quedan expuestos.

¿Es necesario tener implementos?

Los implementos pueden ayudar a la tarea, pero tampoco es necesario tenerlos (y mucho menos contar con aparatos profesionales). Para un aficionado unos binoculares son suficientes, pero es importante fijarse en las medidas. Los más recomendados son los de 10×50. El primer número refiere al aumento, y el segundo, al diámetro de entrada del lente. Esta medida es ideal, ya que permite hacer foco a no más de 3 metros de distancia, que es lo usual al avistar aves. Además, la imagen será mucho más luminosa que la de un lente menor a 50.

¿Qué especies de aves puedo observar?

Para facilitar tu experiencia, AIREStgo, con la colaboración de Rodrigo Reyes, te ofrece a continuación una lista con algunas de las aves que podrás encontrar.

Trile (Agelasticus thilius thilius)

De la misma familia de los tordos, esta ave, típica de humedales y pantanos, es muy desconfiada, pero en el Bicentenario puedes incluso acercarte a un metro de ella. El macho es completamente negro a excepción de dos manchas amarillas en las coberteras de las alas. Suele exhibirse en los juncales, a diferencia de la hembra. Esta tiene plumaje café listado y más tímida en su naturaleza.

Trile 02


Tordo (Curaeus curaeus curaeus)

Se encuentra en zonas boscosas o en jardines con árboles y matorrales, donde suele posarse con otros de su especie. Es completamente negro y su canto es muy melodioso y variado. No repite la misma línea de notas.

tordo003


Cachudito o torito (Anairetes parulus parulus)

Un nombre adorable para un ave adorable. Este pequeño no es más grande que un puño. Tiene plumaje gris con estrías, pero sin duda su aspecto más reconocible es su característico moño negro. Se halla en matorrales y, por ser tan territorial, suele acercarse mucho a las personas para tratar de imponerse.

A_CachuditoPicoNegro_600


Loica (Sturnella loyca loyca)

Es un ave muy poco recurrente en espacios urbanos. A pesar de esto, la Loica ha hallado en el parque Bicentenario un hogar y es posible verla trinando en lo más alto de los árboles o alimentándose en el suelo. Fácilmente reconocible por su pecho rojo, es además mucho más esbelta que un tordo. La hembra es café con estrías.

 para-editar-loica-0501


Jilguero (Sporagra barbata)

Este pájaro mide alrededor de 13 centímetros y tiene un plumaje amarillo verdoso con franjas negras. Suele encontrarse donde hay árboles o matorrales Lo interesante de esta especie es que su canto es muy musical y complejo, similar al de los canarios. A veces incluso logran imitar.

042


Chirihue (Sicalis luteola luteiventris)

Otra ave común en zonas campestres. Es similar a un jilguero en tamaño y color. Tiene pecho amarillo, pero se diferencia del jilguero por no tener plumaje negro. La hembra, como es usual en los pájaros, es más opaca. Es posible observarlo en el suelo mientras se alimenta con otros de su especie.

8105518821_9680a304e5_b


Tenca (Mimus thenca)

Mide alrededor de 30 cm y es reconocible por su cola larga en alto. Tiene plumaje con tonos pardos, oscuro por encima y más claro en el pecho y garganta. Suele anidar en espinos porque encuentra protección entre sus ramas. Su sonido es muy particular: su serie de vocalizaciones suele incluir variados trinos y gorjeos, además de tener la capacidad de imitar diucas, loicas, chercanes y muchas otras especies.

_DSC4971


Chercán (Troglodytes aedon chilensis)

El chercán es muy pequeño, no mide más de 12 cm. Es mayoritariamente de color café claro, excepto en el pecho, donde es tiene plumaje blanquecino. Se puede encontrar en los agujeros de los troncos, huecos y entradas oscuras, ya que son sus lugares favoritos para nidificar. Su canto es áspero y fuerte. Usualmente con tsk tsk tsk.

chercan

 

Tagüita (Porphyriops melanops crassirostris)

Es un ave netamente de aguas tranquilas. Aunque tiene la capacidad de volar, prefiere no hacerlo. Hace su nido en los juncales y se suele observar siempre defendiéndolo. Es muy territorial, por lo que tiene mal carácter. Tiene colores pardos con manchas blancas y un pico verdoso.

Tagüita

 

Desde su inauguración en 2007, se han declarado 51 especies de aves en el Bicentenario a la fecha. ¿Cuántos lograrás observar tú?


Sitios de interés

 

Ebird: sito donde ornitólogos y aficionados pueden declarar aves observadas.

  • Haz click aquí y podrás ver un gráfico con los avistamientos en el Bicentenario durante octubre de este año (declarados en Ebird).

Macaulay Library: sitio para escuchar cantos de todas las aves del mundo.

 

A continuación te dejamos una galería completa de nuestra visita:

 

Se han cerrado los comentarios