Guerrilla Zine: Enfocar contenidos hacia nuevas formas de producción

Cristóbal Barrientos es fotógrafo, co-fundador del Colectivo Concepción Fotográfica (C/CF) y editor de Guerrilla Zine. En la siguiente columna escrita para Caja Cerebro, Cristóbal nos cuenta la experiencia de Guerrilla y su innovadora fórmula de difundir el arte. 

Como editorial independiente, en Guerrilla Zine tenemos con frecuencia ideas que sentimos que pueden mejorar nuestro producto. Ideas que en primer análisis pueden parecer graciosas, atrevidas o incluso inalcanzables; sin embargo, las decimos igual (y eso es política de la organización). ¿Por qué? Porque la misma editorial partió de una idea que parecía imposible: realizar una editorial de fotografía contemporánea de carácter internacional con un costo de producción cercana al cero. Muy cercana al cero, la verdad. Esta manera de pensar, donde la limitación reside en el método y no en la meta, es lo que ha hecho de esta editorial lo que actualmente es. En particular, Guerrilla crea las ediciones que producimos en formato digital para imprimir y confeccionar de forma casera y gratuita por el usuario; en otras palabras, transferimos el costo de producción al cliente.

Con el tiempo, Guerrilla ha captado el interés de curadores de Uruguay, Perú, Estados Unidos, México y Chile; han participado innumerables fotógrafos de países como Argentina, Brasil, Alemania, España, Colombia, Perú, Estados Unidos, Polonia, Italia, y Corea del Sur. El apoyo de las redes sociales ha sido fundamental para acercar a fotógrafos, investigadores y curadores a la editorial. Pero no sólo eso, también hemos podido construir un “capital” social importante producto de lo anterior.

Y es que la principal lección que hemos obtenido de la experiencia de Guerrilla, es que nada de lo anterior hubiera sido posible sin antes haber agregado un valor fundamental a todo el proyecto, esto es, crear y apoyar instancias de reflexión de la imagen en todos sus niveles, conversatorios, festivales, seminarios, encuentros y residencias. Este es el principal valor de nuestro proyecto, apostar a la imagen como fuente de discusión, como agente político y de opinión.

En ese sentido, nuestra función política es la de dar cabida a temáticas que bajo nuestro punto de vista son urgentes de visibilizar, que son materia actual de discusión social y que responden a un lógico cambio de paradigma, temas como la disidencia sexual, la marginalidad, la represión económica, el mal uso del poder, la ambigüedad discursiva, las libertades individuales, las resignificaciones. De la misma manera, nos declaramos disidentes de las publicaciones fotográficas convencionales al presentarnos bajo un formato muchas veces considerado bastardo o underground, como es el “zine”. En otras palabras, no solo sentimos que hacemos política desde los discursos que apoyamos, sino que también lo hacemos desde el mismo formato en el que desarrollamos el mensaje.

Finalmente, como equipo, disfrutamos mucho comunicando la experiencia de Guerrilla todo este tiempo en que hemos aprendido a usar un modelo inédito educacional en el campo del arte, en concreto, en la fotografía contemporánea.

Escrito por Cristóbal Barrientos para Caja Cerebro

Artículos relacionados

Encuentro Caja Cerebro
Chillán recibe a expertos en innovación en arte y cultura

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *