Miguel Paz

Poderopedia: La apuesta periodística por la transparencia de la política y negocios en Chile

Poderopedia.com, es una plataforma colaborativa de periodismo de datos, que desde el año 2012 realiza un mapeo de quién es quién en los negocios y la política en nuestro país. A través de visualizaciones de datos y tecnología semántica, Poderopedia establece relaciones entre personas, empresas y organizaciones de interés público, para reflejar eventuales conflictos de interés y promover así la transparencia.

Miguel Paz, Periodista y fundador de Poderopedia, es parte de la parrilla de invitados del encuentro Nacional de Innovación, Emprendimiento y Gestión cultural, organizado por CECAL Udec y Caja Cerebro. Te invitamos a leer la siguiente entrevista realizada por el medio La discusión.
-¿En qué esta hoy Poderopedia?
-En este minuto estamos en Chile, Venezuela y Colombia. Aparte de realizar proyectos de mapeo que hacemos del mundo de la política y los negocios, también estamos realizando proyectos de alianza con medios de comunicación extranjeros. También hicimos alianza con una universidad y una radio para monitorear las elecciones del Consejo de Bogotá. También en Chile, Argentina y México. Muchos proyectos que tienen que ver con periodismo, tecnología y llevar un monitoreo de quién es quién en la política y los negocios, para transparentar y tener mayor información para la ciudadanía.

-¿Cómo se financia el sitio?
-Nos paga la CIA (ríe), es broma. El modelo de sustentabilidad y negocios que tiene Poderopedia, es un modelo compuesto por varias partes. Postulamos a fondos concursables internacionales, generalmente de organizaciones de fundaciones grandes que tienen que ver con periodismo, tecnología, con promoción de libertad y de derecho cívico, como la Fundación Knight o la Open Society Fundation. Otra parte grande que nos ayuda siempre, es el desarrollo de proyectos y consultorías a medios de comunicación y talleres de capacitación, entrenamiento a periodistas y funcionarios de organismo públicos, como al Consejo para la Transparencia.

-¿El actual escenario de desconfianza de la ciudadanía es propicio para mantener el posicionamiento del sitio?
-Sin duda, Poderopedia también se convierte siempre en una herramienta muy útil cuando hay una elección. Por ejemplo, cuando estaba el debate de quién iba a ser el nuevo fiscal nacional, nosotros ya teníamos mucha información de esa y la vamos publicando y sistematizando, enviando a los periodistas, nuestros “clientes”, pues nuestro objetivo es poder ir ayudándoles a que ahorren tiempo en el pre reporteo, para que puedan dedicarse a hacer mejores historias, sólo esperamos que ellos nos retribuyan con citarnos.

-¿Están las condiciones para emprender en Chile?
-Las condiciones nunca son las ideales. El emprender uno nunca lo hace necesariamente por la plata, sino que por la idea, porque tienen un convencimiento de que lo que puedan hacer, pueda traer un beneficio a la sociedad y puede hacer un cambio de paradigma.

Tampoco es un problema económico, hay fondos de Corfo a los que nadie postula. El éxito está en la calidad de los equipos. El problema es que Chile es un país compuesto de guetos de ricos, clase media y pobres, y si quiero salir a buscar a los mejores, tengo solamente acceso a una piscina, lo que reduce mi posibilidad de encontrarlos y mi capacidad de fracaso aumenta, sumado a que Chile es un país que tiene bajas redes de confianza. Cambios socioculturales que tienen que ver con políticas gubernamentales de mayor inclusión.

-¿El mundo periodístico está al debe en cuanto a innovación?
-Todo Chile está en eso. Tenemos mucha información y acceso a fuentes en comparación con otros países. Pero los grandes medios no se han incorporado mucho a tener grandes innovaciones (…) a lo mejor está la perspectiva de que las cosas están bien y no hay que cambiarlas, algo que también puede ser.
Cuando los grandes están felices y forrados y aparecen los pequeños que empiezan a hacerles ‘olitas’ y pueden romperles el modelo, es el problema. Ejemplo de eso es la farmacia popular del alcalde Jadue, ahora hay un montón de ciudades del país queriendo hacer lo mismo. Puede revertirse el paradigma donde la gente diga, ‘oye, en realidad la salud es un derecho y no debiese ser un negocio’.

-¿La gente busca saber más de quién es quién en la política y los poderes económicos?
-Diría que desde el 2006 en adelante empezó la ciudadanía a interesarse en este tema de los conflictos de interés, de los vínculos familiares. Vivimos en un país que está plagado de impunidad y de diferencias. Puede ser un señor que no da una boleta en un quiosco por $400 y el SII le cierra el negocio, mientras que las empresas que compraron políticos a través de entregas de dineros de manera ilegal, pueden llegar a acuerdos con el SII para pagar multas. En la colusión nada se ha hecho para mayores sanciones, mientras se aumentaron las penas por abigeato. ¿Qué es peor? que se roben cuatro vaquillas en San Fabián, o que empresas se coludan para esquilmar a los ciudadanos y pagar menos impuestos.

-¿Se preparará el sitio para los procesos eleccionarios de 2016-2017?
-Haremos cosas para las municipales y para las parlamentarias. Lo importante tiene que ver con el modelo de financiamiento de las campañas, quiénes pueden participar en la política. Es absurdo que para postularse a un cargo haya que tener una cantidad de años, ser de algún partido, ir en alianzas y listas, es antidemocrático. La pregunta es, si este tipo de cosas no se cambian, cuánta gente va ir a votar, qué calidad de políticos vamos a tener. Nos dimos cuenta de que teníamos un país de cartón y con el marrueco abierto, todos lo sabían, pero nadie lo había podido probar. Ahora se está probando.

Escrita por Pedro Soto, publicado en Diario La Discusión.

Artículos relacionados

Entrevista a Julio Suárez: “El arte para nosotros es un modo de hacer crítica”
Encuentro Caja Cerebro
Chillán recibe a expertos en innovación en arte y cultura
Daniela Campos. Foto: Cristian Soto
Entrevista a Daniela Campos: CECREA,  los centros ciudadanos del futuro
Entrevista a Bárbara Velasco y la artesanía en Quinchimalí

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *