5 Claves para entender el viaje espacial más ambicioso de la historia

Por Monserrat Miranda

“¿Qué hace al ser humano único? Algunos creen que es el lenguaje, otros que es el razonamiento lógico. Yo creo que lo que nos hace únicos es trascender nuestros propios límites”, dijo el martes pasado unos de los científicos más importantes del último siglo, Stephen Hawking, durante la conferencia en la que se dio a conocer su nuevo proyecto, “Breakthrough Starshot”. Romper barreras para acercar al hombre a un nuevo nivel de conocimiento sobre el universo que habitamos es lo que inspiró al equipo que pretende enviar naves tan pequeñas como un chip de computadora, a Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano al Sol.

Gracias a la cooperación del magnate Yuri Milner; Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), el cosmólogo inglés intentará probar que es posible alcanzar, literalmente, las estrellas.

“Es un dream team compuesto de expertos con diferentes campos de especialización que enriquecerán la investigación”, dijo a ‘El Imaginario’ Pedro Salas, astrónomo de la UC y PhD de la Universidad de Leiden, Holanda. Además, afirmó que gracias a la iniciativa liderada por Hawking, “habrá más fondos para investigar en esa dirección en particular. Viajar por el espacio y llegar a la estrella más cercana es un tema fascinante y puede influir en que más personas se interesen en carreras científicas, motivados por esta noticia”.

En caso de que la nave aterrice exitosamente en Alfa Centauri, se espera que recolecte imágenes y data que permitan a los científicos ver por primera vez qué sucede al interior de una estrella, y si hay efectivamente vida fuera de nuestro planeta.

¿Pero en qué consiste realmente este proyecto y cuáles podrían ser sus implicancias en el desarrollo de la ciencia y el mundo entero? A continuación algunas claves para entender este viaje interestelar.

  1. En qué consiste

Breakthrough Starshot es un proyecto que busca dar “el gran salto de la humanidad”, según señaló Milner el 12 de abril frente a algunas de las figuras más importantes de la comunidad científica. Con la mirada fija en los asistentes, el ruso explicó que a través de un rayo de luz de alto impacto ubicado en la Tierra, se impulsarán al espacio “nanocrafts”, naves diminutas que viajarán a un 20% de la velocidad de la luz para alcanzar Alfa Centauri en 20 años.

Pero antes de celebrar cualquier hallazgo estelar, el proyecto de más de $100 millones de dólares se enfrenta a varios desafíos. Por ejemplo, los costos que contempla construir un rayo de luz suficientemente potente para enviar información al sistema estelar la precisión que requiere apuntar correctamente su trayectoria.

2. ¿Qué nos pueden decir las estrellas?

Starshot haría historia al llegar más lejos en el espacio que cualquier otra misión que haya completado el ser humano antes. “Si esta misión es exitosa, nos dirá tanto de nosotros mismos como de Alfa Centauri. Solo desafiándonos a nosotros mismos, podremos saber si, igual que los pioneros que estuvieron antes, tenemos la habilidad y ambición de lograrlo. Por primera vez en la historia humana podremos hacer más que solo mirar las estrellas. Podremos realmente alcanzarlas”, dijo Milner.

La misión de llegar a la estrella más cercana no solo busca desafiar los límites humanos, también investigará la posibilidad de encontrar vida en otras partes de la galaxia, como una forma de preservar la especie humana frente a los múltiples riesgos que podrían amenazar su continuidad en este planeta. “La Tierra es un lugar maravilloso, pero puede que no dure para siempre. Tarde o temprano debemos mirar a las estrellas. Es un primer paso muy estimulante”, señaló Hawking.

Esta es una preocupación que ha desarrollado la comunidad científica hace tiempo. El hallazgo más reciente y de más envergadura en relación con la búsqueda de un hábitat propicio para el ser humano, fuera de nuestro planeta, ocurrió en octubre de 2015, cuando la NASA comprobó la existencia de agua en Marte. En el caso de Starshot, la creación de un “telescopio” que permita observar la Tierra desde Alfa Centauri, “nos permitirá ver nuestro barrio cósmico desde un ángulo nunca antes visto, algo muy esperado en el mundo de la astronomía, y que nos ayudaría a entender mejor el universo que habitamos”, explicó Salas.

3. El nuevo combustible: un rayo de luz

El lanzamiento de pequeñas naves o “nanocrafts” hacia Alfa Centauri (a 4,37 años luz de la tierra) no necesita de gasolina ni fuego, pero sí de luz y láseres de alta complejidad. Su construcción resulta tan problemática como su financiamiento, y constituye uno de los grandes desafíos del proyecto.

Esta tecnología, llamada “Lightsail”, intentará impulsar la sonda ultraligera desde la Tierra hacia el sistema estelar a un quinto de la velocidad de la luz, es decir, a un millón de veces más rápido que un auto viajando por la carretera. Actualmente, la astronave más veloz llegaría a Alfa Centauri en 30 mil años, en lugar de los 20 que estima Starshot para aterrizar en el sistema estelar.

4. Un equipo de “astros”

Un grupo de 27 científicos trabaja en el proyecto: Saul Perlmutter, premio Nobel de astronomía, Freeman Dyson, reconocido físico y escritor, Martin Rees, destacado astrónomo inglés, Jim Benford, presidente de Ciencias de la microonda, y la lista continúa. “Esperamos ser capaces de formar una coalición de individuos de alto nivel para desarrollar esta idea de gran escala, y lograr tener buenas respuestas en 10 años”, dijo a The Guardian Pete Worden, líder del proyecto y ex director de NASA.

Otro aspecto importante son los aportes monetarios con que cuenta Starshot. Para financiar la tecnología que requiere el proyecto, el equipo no solo está compuesto por expertos del mundo de las ciencias. Dentro de los nombres de la junta directiva del proyecto también resalta el de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, y amigo de Yuri Milner, con quien ha trabajado anteriormente para lanzar el proyecto Breakthrough Prize, premio de física y matemáticas que entrega 3 millones de dólares a sus ganadores.

5. ¿Quién es Yuri Milner?

Yuri Gagarin, el cosmonauta ruso que se convirtió en el primer hombre en llegar al espacio un 12 de abril de 1961, inspiró el nombre de Milner, el multimillonario filántropo que hoy une fuerzas con Hawking para hacer historia exactamente 55 años después. “Esa misión (el primer hombre en llegar al espacio) fue una misión científica, pero significó algo más: la escala de nuestras habilidades y ambición. Creemos que es tiempo de ponerla a prueba de nuevo” dijo Milner durante la conferencia en Nueva York.

Se estima que su fortuna de $2.9 billones comenzó con una inversión en Sillicon Valley, hasta llegar a poseer el 2% de Facebook, siendo este el inicio de una serie de inversiones importantes en empresas como Spotify y Twitter.

Pero Milner no es solo uno de los empresarios más importantes del mundo. Titulado en física teórica de la Universidad de Moscú, actualmente se encuentra cursando un doctorado en la materia. Sus intereses científicos y capital lo han llevado a ser reconocido por las inmensas cantidades de dinero que inyecta en fundaciones, start-ups, empresas (incluyendo Facebook), y por haber creado algunos de los premios para científicos mejor pagados del mundo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *