Carnaval de Santiago suspendido por motivos de fuerza mayor

Por: Javier de Iruarrizaga

Todas las comunas que conforman la Región Metropolitana estaban preparadas para participar la mañana del 15 de mayo en un inédito carnaval capitalino. Sin embargo, tras los rumores de protestas y desmanes derivados de la crisis de la marea roja producida en sur de Chile, las autoridades consideraron que no habían suficientes resguardos para el adecuado desarrollo de la jornada.

La comunicadora a cargo de la iniciativa, Claudia Muñoz, señalaba en vísperas de la fiesta: “Será el primer carnaval regional en que asistan todas las comunas. Cada una está haciendo una carroza con temáticas identificadas con sus localidades”. Por ejemplo, San Ramón está trabajando en la construcción de un chinchinero gigante, La Reina revivirá la carpa de Violeta Parra y sus arpilleras. Asimismo, Curacaví presentará el proceso de la elaboración de la chicha y otras como San Pedro de Melipilla revivirán el canto hu-mano a lo divino. El evento iniciará a las 13:00 horas de mañana en un escenario ubicado en la calle Bulnes con Alameda, don-de habrá artistas locales como La Gallera, Las Pincoyazz, Iván Torres, la Zapatilla Social Blues y Natalia Contesse. Después, a partir de las 15:00 horas, se iniciará la caravana de los carros alegóricos con destino a Plaza Italia. Por último, a las 17:00 horas, en el escenario dos que estará ubica-do en la Plaza Baquedano, se presentarán Banda Conmoción, Joe Vasconcellos, Solo di Medina y Noche de Brujas.

foto_0000005420160504131906

Todo el despliegue del festival fue realizado a través del proyecto “Santiago es mío”, una iniciativa emblemática de la Intendencia, financiada por el gobierno regional metropolitano y ejecutada por el Consejo de la Cultura de la región metropolitana. El proyecto está contemplado para extenderse por dos años y busca visibilizar rasgos identitarios y de carácter patrimonial de las comunas a través del arte y la cultura.

“Lo esencial de este proyecto es ser una invitación a los municipios, los centros culturales y gestores a fortalecer la identidad y el capital cultural de la región”, señala Muñoz. De acuerdo con los organizadores la idea es repetirlo el próximo año. A su juicio, a diferencia del resto de Latinoamérica, Chile no tiene una identidad de carnaval inserta en la población, a excepción del norte. “Lo que pretendemos es introducir este elemento nuevo. Queremos crear una cultura de carnaval que ojalá se replique durante más años.”

En cuanto a la concurrencia esperada, la organización confía en que asistirán más de 100.000 personas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *