Desabastecimiento en hospitales: pacientes con VIH no pueden seguir sus tratamientos

El Ministerio de Salud reconoció la situación en una reunión sostenida con organizaciones que se dedican a informar sobre el virus. Los afectados temen por su integridad, ya que al dejar de tomar las pastillas, les aumenta la carga viral.

Cinthia Matus O.

El doctor Carlos Beltrán, presidente de la Corporación Sida Chile y jefe del departamento de Infectología del Hospital Barros Luco, dice que hace cuatro meses advirtió lo siguiente: que los medicamentos que se compraron a principio de año para tratar el VIH, se acabarían entre octubre y noviembre.

Su idea, según indica, era que el Ministerio de Salud (Minsal) tomara medidas al respecto y se evitara lo que está sucediendo hace unos días: que los pacientes con VIH se quedaran sin seguir sus tratamientos, porque las farmacias de los hospitales públicos están desabastecidas.

“Un 72% de los centros tuvo que prestarse los fármacos (Isentress y Kivexa) entre ellos mismos. El resto, simplemente no pudo entregar”, dice Beltrán.

Hospitales descartan responsabilidad

Víctor Hugo Robles es vocero de la Fundación Savia y un paciente con VIH diagnosticado en junio de 1994. En septiembre pasado fue al hospital San José para pedir su dosis de medicamentos, pero le dijeron que se la tenían que entregar parcelada. “Eso significa que vas a la farmacia del hospital y te entregan pastillas por 10 ó 15 días”, explica.

A los días siguientes, a través de su fundación, recibió otras denuncias de pacientes que les había pasado lo mismo. Le escribió al Minsal y a la Contraloría General de la República. “Hasta que me respondieron algunos directores de hospitales”, dice.

Una de las respuestas que recibió fue la del hospital en donde se atiende. “Esto ha ocurrido por la falta de adquisición del medicamento por parte de la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast). Dicha situación no responde a omisión del hospital San José, el cual cumplió con solicitar el fármaco”, le dijo Beatriz Marincovich, jefa de la Unidad de Inmunología del hospital San José.

Willy Morales, paciente que se atiende en el Hospital Salvador, dijo que viajó desde Castro, Chiloé, para buscar sus medicamentos.

“Me iban a dar 10 pastillas en una bolsa y las rechacé porque el mismo Ministerio me capacitó y me dijo que no debía aceptar fármacos que no vienen sellados en sus frascos. Ahora me subió la carga viral y me puse amarillo. La ministra me quitó 30 días de mi vida”, dijo.

Cuando un paciente no recibe sus pastillas, su sistema inmunológico se deteriora y reaparece la posibilidad de transmisión. En el peor escenario, el virus comienza a adquirir resistencia a los medicamentos, por lo que cuando el paciente quiere reiniciar su tratamiento, hay probabilidad de que su cuerpo lo rechace.

Minsal reconoce escasez

“El Centinela” tuvo acceso a la grabación de una reunión entre representantes del Minsal y miembros de distintas organizaciones de VIH. En ella, la ministra Carmen Castillo reconoció el problema. “Hubo una situación (de entrega de medicamentos) parcelada porque tuvimos un abastecimiento insuficiente de los medicamentos. Es efectivo, pero no quisimos dejar a nadie desprovisto y por eso tuvimos que hacerlo parcelado. Esperamos que no se repita”, dijo.

Asimismo, Castillo señaló que quería “fortalecer” a la Central de Abastecimiento que gestiona la compra de los medicamentos a través de su Ministerio.

“Estamos a 17 de noviembre (ayer) y esos fármacos no se han distribuido. Recién con fecha 24 y 31 de octubre, respectivamente, el Minsal empezó a cotizar estos medicamentos que ya se habían acabado. Los fármacos se mandan a pedir al extranjero y la Central, sabiendo que les quedaba poco stock, encargó por su cuenta para cuando el Ministerio necesitara. El Ministerio se los compró, pero el mismo mes en que se desabastecieron los hospitales”, acusa el doctor Beltrán.

Y agrega: “Esto es gravísimo. El Ministerio está pidiendo en forma urgente que les vendan medicamentos, incluso saltándose algunos protocolos de la Cenabast porque no se hizo la compra oportunamente”.

Consultado si esta situación se debe al aumento de pacientes contagiados con el virus, el especialista lo descartó. “No es por eso. Cuando se compra a principio de año se hace una estima, así que la advertencia era que las dosis iban a alcanzar hasta octubre. Ahora el número va a aumentar porque los pacientes están sin terapia”, detalla.

Anuncian fiscalización

Las diputadas Karol Cariola (PC) y Karla Rubilar (Independiente), que integran la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, señalaron a T13 que van a fiscalizar al Minsal. “La ministra está siendo completamente irresponsable en no enfrentar bien esta temática. Esto nos va a costar vidas. Tenemos dos personas que mueren al día en Chile por una enfermedad que no debería ser mortal con tratamiento oportuno”, dijo Rubilar.

El Minsal fue contactado para obtener su declaración al respecto, pero hasta el cierre de esta edición no envió su respuesta.

En cuanto a los sectores más afectados, el doctor Beltrán señaló que Concepción, el Maule y Chiloé eran las ciudades más desabastecidas de Chile. Durante la tarde, el Servicio de Salud de Chiloé descartó esta información puesto que no han recibido reclamos.

 

Un comentario sobre “Desabastecimiento en hospitales: pacientes con VIH no pueden seguir sus tratamientos

  • el noviembre 21, 2017 a las 5:07 pm
    Permalink

    PENSAR QUE FRENTE AL DESABASTECIMIENTO DE UN SOLO CENTRO DE ATENCIÓN DE SALUD PUBLICA, PROVOQUE TANTA NOTICIA Y REVUELO, DESCONOCIENDO LA REALIDAD DE LAS DEMÁS REGIONES ES PROVOCAR UN ALARMA CENTRALISTA Y SIN SENTIDO.
    QUIEN DENUNCIA YA HACE VARIOS AÑOS QUE DEJO LA TERAPIA POR DECISIÓN PROPIA, EL SR. MORALES FALTA A LA VERDAD Y SIEMPRE HA QUERIO SER EL CENTRO DE TODO VICTIMIZANDOSE POARA CONSEGUIR RECURSO

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *