Quiénes están tras la Federación Regionalista que sacó 4 diputados

De los veinte minutos que duró la franja electoral previa a las elecciones, a la Coalición Regionalista Verde le tocaron dos segundos a compartir entre Democracia Regional Patagónica (DRP) y la Federación Regionalista Verde Social (FRVS). El video pasaba tan rápido que ni siquiera se alcanzaba a escuchar decir a Jaime Mulet, su presidente, “¡Vamos Atacama, se puede!”.

Ignacio Araya

 

Foto: Nostalgica.cl

“Estábamos invisibilizados. Ningún medio nos cubría”, dice Mulet, hoy flamante diputado electo por Atacama con el 10,05% de los votos. Fuera de los cálculos –ellos sólo aspiraban a la reelección de Alejandra Sepúlveda en San Fernando-, el FRVS sacó cuatro parlamentarios: Esteban Velásquez (Antofagasta), Pedro Velásquez (Coquimbo), Mulet y también Sepúlveda.

La coalición recién tiene diez meses de vida, pero la historia hacia atrás es larga. Salvo Esteban Velásquez, que fue alcalde de Calama apoyado por el PRO, los tres diputados electos estuvieron décadas militando en la Democracia Cristiana hasta la salida de Adolfo Zaldívar en 2008.

Por entonces, todo el sector de los “colorines” se fue al Partido Regionalista de los Independientes (PRI) permaneciendo hasta la muerte de su líder, en 2013. Cuando la nueva directiva liderada por Alejandra Bravo pactó con Chile Vamos, Sepúlveda, Mulet y Velásquez se fueron por caminos propios creando pequeños partidos locales que terminaron disueltos. Eso, hasta crear en enero la nueva Federación de partidos. El domingo sacaron el mejor escenario posible: cuatro candidatos a la Cámara de Diputados, los cuatro electos. Y de pasada, dos consejeros regionales en dos provincias de Atacama.

La defensa local

“Nos van a empezar a ver a los regionalistas. Nuestro eje es defender nuestros territorios”, dice Jaime Mulet, refiriéndose al concepto central del partido. No les gusta definirse en una parte del espectro político, pero dicen estar cercanos a la centroizquierda. “Siempre hemos hecho esa definición pero no nos gusta”, cuenta. En Calama, Esteban Velásquez explica que “somos sencillamente regionalistas”.

“Todas las miradas son bienvenidas, pero siempre en el concepto de tener un solo norte, sino, nos perdemos. Cuando alguien se hace diputado ‘de la República’, el norte siempre pierde”, dice el ex alcalde de la ciudad nortina. “Los grandes discursos sólo salen de Santiago. Queremos cambiar eso”.

Las prioridades de los diputados electos por el pacto son dispares: por ejemplo, Mulet quiere devolver al agua a manos del Estado; Velásquez busca una fórmula para que parte de los recursos de la minería queden en la II región; y Sepúlveda dice que se requiere una ley de rentas regionales. Sin embargo, todos coinciden en puntos como la elección popular de intendentes, “que cada región tenga una propuesta de desarrollo regional”, dice la parlamentaria que va por su quinto período en la Cámara de Diputados.

El otro PRI

¿Qué tanto futuro tiene la FRVS? El analista político Mario Herrera dice que la coalición es más pragmática que programática, porque los resultados a nivel nacional no cuadran mucho. “Ellos están juntos más que nada por razones del sistema electoral más que por un trasfondo programático detrás”, cuenta, pero advierte que sus votos “van a ser muy trascendentales a la hora de negociar leyes una vez que se asuma el próximo presidente”.

Básicamente, según Herrera, el Frente Regionalista es el nuevo PRI, partido que quedó sin representación en el Congreso y que podría ser disuelto definitivamente por el Servicio Electoral debido al 0,66% de votos obtenidos. “Es una amalgama de partes del PRI, del sector descontento de la DC. Pero del PRI tradicional, no del que emigró hacia Chile Vamos”.

A la distancia, Jaime Mulet critica a su antigua tienda política. “El PRI hace tiempo que ya era historia. No era regionalista, sino que más bien era un partido que lo había subyugado Piñera y la derecha. Era tan absurdo, que lo manejaban de Santiago en los últimos años”, dice.

Ya que continúan como partido, este fin de semana la Federación Regionalista Verde Social se reunirá en pleno para definir el apoyo de sus votantes a alguno de los dos candidatos que pasaron a segunda vuelta. Para la primera hubo libertad de acción entre sus militantes. Algunos votaron por Guillier, otros por Goic o Sánchez, “pero nadie por Sebastián Piñera”, dice la diputada Alejandra Sepúlveda.

Esteban Velásquez, por otro lado, adelanta que dialogarán dentro del mundo de la centro-izquierda. “Habrá que conversar con los sectores que tengan que conversarse, para construir una mirada territorial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *