Economía

La empleabilidad de ingenieros en minas y geólogos va en picada

4 Nov , 2016  

El bajo ciclo que atraviesa el cobre dificulta la inserción laboral de jóvenes que estudiaron carreras como ingeniería en minas o geología durante la época del boom del metal rojo. El desempleo en estos rubros llega al 30% según gremios.

Por Evelyn Tapia

El ritual se repite casi todos los días desde hace un año: navegar en portales web de empleo como Indeed.cl, identificar ofertas acordes a su perfil y enviar su currículum. Daniela Román tiene 27 años y desde 2014, cuando egresó de Ingeniería de Ejecución en Minas en la Universidad de Santiago, busca un trabajo. No ha tenido éxito. “Si me hubieran advertido antes que la crisis del cobre iba a ser así, que iba a ser tan difícil encontrar pega, me cambiaba de carrera. Tengo una deuda de 11 millones por esta carrera”, cuenta Román, quien se tituló este año y trabaja como empaquetadora en un supermercado Líder con un sueldo promedio de 500.000 pesos al mes. “Si encuentro algo por 700.000 soy feliz, pero si es por menos, voy igual”, dice.

Yasnaret Soto, compañera de curso de Román, recuerda que cuando comenzó a estudiar esta carrera en 2010, “se hablaba de sueldos de más de un millón de pesos y que el tiempo que se demoraba en encontrar trabajo eran seis meses máximo”.

Soto busca trabajo hace un año, pero solo la han llamado a cuatro entrevistas.“No tengo experiencia laboral ni siquiera pude hacer prácticas laborales, es muy difícil”, cuenta Soto.

Caída

La caída de los precios del cobre, que golpea a la industria minera desde 2015, dificulta la inserción laboral de quienes decidieron estudiar carreras relacionadas a la minería entre 2010 y 2011, cuando el metal rojo atravesaba ciclos altos. En febrero de 2011, el precio del cobre en la Bolsa de Londres alcanzó US$4,60 por libra, su nivel histórico más alto hasta ese momento.

Según el Consejo de Competencias Mineras (CCM), el 63% de los actuales programas de geología se crearon en 2010, mientras que el 74% de los programas de ingeniería en minas comenzaron luego de ese año.

Juan Pablo González, presidente del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile (IIMC), explica que aunque la minería demanda personal de alrededor de 30 carreras, las carreras como geología, ingeniería civil en minas e ingeniería de ejecución de minas son las que más se han visto afectadas en comparación con las carreras técnicas. “Sé que el Gobierno estima que en los próximos cinco años se requieran 30.000 personas para el sector minero, pero aún si fuera así, solo un 5% serían ingenieros en minería, la mayoría sería para áreas técnicas”, afirma.

El Ministerio de Educación no ofrece datos actualizados, pero hasta 2015 la empleabilidad al primer año de los egresados era de 100% para los ingenieros civiles en minas, 99,3% para los ingenieros en minas y metalurgia y 97,9% para los geólogos. En las agrupaciones gremiales discrepan con esos datos. “Esas cifras son del boom, tal vez del 2013”, señala Juan Carlos Marquardt, presidente del Colegio de Geólogos. En el gremio de geólogos este año se realizó una encuesta en la que se determinó que un 30% de los encuestados estaban sin empleo y que cerca del 50% de estos lleva más de un año en esa condición.

En el IIMC estiman que el desempleo llega a 40% entre los ingenieros del área minera.

Ricardo Arias, presidente del Consejo de Especialidad de Ingeniería en Minas y Metalurgia del Colegio de Ingenieros de Chile, en cambio estima que la cifra llega al 20%.

Para Marquardt la situación es más delicada entre los recién graduados, porque las empresas que buscan personal exigen experiencia previa. “Hay 2.500 estudiantes de geología y los que estamos titulados somos 3.000. Se va a duplicar el número de geólogos y no hay plazas”, dice.

Arias, del Colegio de Ingenieros de Chile, lamenta que el crecimiento de la oferta académica relacionada a la minería haya sido “más comercial que racional”. “Hicimos un catastro y, de 2010 a 2014 pasaron de ocho a 16 las universidades que ofrecían ingenierías en minas. “Advertimos que esta sobreoferta de carreras iba a pasarnos la cuenta si no estaba planificada acorde a la realidad de los ciclos del cobre. En los últimos seis años la producción de cobre creció 20% y la oferta académica se duplicó”, añade.

Una de las universidades que implementó la carrera en 2011, durante el boom del cobre fue la Universidad Católica del Norte (Antofagasta), en donde este año se graduará la primera promoción, de 15 ingenieros civiles en minas. Ariel Salazar, jefe de carrera dice que en el contexto actual se registran 5% de deserción. “A algunos les salió la gratuidad y cambiaron a una carrera que de verdad les gustaba. Los que estudiaban pensando solo en lo económico se cambiaron por empleabilidad, pero no son muchos”, señala.

Salazar añade que la carrera se pasó de 6 a 5 años y que en 2017 los cupos se reducirán.

, , ,



Comments are closed.