Crónica

La lucha de los vecinos de Maipú por recuperar la Quebrada de la Plata

24 Nov , 2016  

Monserrat Miranda Arrau

Han sido tres las batallas que han tenido que librar los vecinos de Maipú para salvar a la Quebrada de la Plata: la más larga fue en 2012 contra las mineras que explotaban el lugar ilegalmente. La segunda fue lograr que se convirtiera en santuario de la naturaleza después de cuatro años de papeleo, y el tercero, el incendio que consumió gran parte del territorio hace unos días. “Vamos a seguir dando la pelea porque crecimos subiendo entre los peumos, respirando aire puro. ¿Cómo quieren que no nos preocupemos?”. Quien habla es Macarena Sánchez, vecina de vecina de El Maitén, de la comuna de Maipú, y una de las representantes de la Organización Ambientalista y Defensa Quebrada de la Plata, formada en 2012 después de que ella y otros vecinos descubrieran la ocupación de las mineras.

 

Esta vez, la preocupación por parte de los vecinos de la comuna de Maipú no se debe a las mineras, sino al incendio que el lunes 14 de noviembre consumió más de 2 mil hectáreas de las 3.200 que constituyen el terreno. Sin embargo, según Macarena, el problema más grande que enfrenta el santuario hoy en día no es el incendio, sino el escaso interés por parte de la Universidad de Chile, entidad a la cual pertenece la Quebrada de la Plata, por colaborar con los vecinos de Maipú en su restauración.

 

Un actor que incomoda

 

En 2014, la Universidad de Chile se sumó a la defensa de la Reserva. En ese momento, la entidad creó la Agrupación por la Conservación y Restauración de la Naturaleza (ACOREN), una organización que nace con el fin de realizar estudios que permitieran a la Quebrada convertirse en santuario de la naturaleza, y que actualmente se encarga de velar por la protección de la Quebrada.

 

La académica de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile, Matilde López, quien ha trabajado durante años investigando la flora y fauna de la Quebrada de la Plata, dice que las razones para no haber colaborado con los vecinos se debe a que “las reuniones eran bastante técnicas, porque había que hacer un catastro de todo lo que había en la Quebrada, y pensamos que no era necesario incluirlos en las mesas de trabajo”.

 

El domingo pasado, Macarena recibió un mail de la presidenta de ACOREN, Karol Armijo, donde le avisaba que, a pesar de su interés por salvar la Quebrada de los daños del incendio, su presencia en las reuniones solo sería solicitada en caso de ser necesaria. “Nos están marginando, cuando fuimos nosotros quienes empezamos esta lucha”, dice Macarena.

 

La protesta de los vecinos

 

En el mundo hay 34 zonas de prioridad para la conservación de la biodiversidad que posean al menos 1.500 especies de flora y fauna endémica en peligro de extinción. Uno de ellos es la Quebrada de la Plata, ubicada a 16 kilómetros de la Plaza de Maipú, y utilizada por la Facultad de Ciencias Agrónomas de la Universidad de Chile como laboratorio natural para la investigación científica.

 

Para proteger a la Quebrada de la explotación minera, Macarena Sánchez y su madre, María Muga –presidenta de la Organización–, no dudaron en defender la reserva. En ese proceso conocieron a Pedro Lazo, uno de los primeros en denunciar a las mineras mientras era el encargado de la planificación medioambiental de la Municipalidad de Maipú. Después de meses de trabajo, Lazo logró reunirse con el vicedecano de la Facultad de Agronomía, Carlos Muñoz, y con el intendente de Santiago, Claudio Orrego, para elaborar junto a la Facultad de Ciencias Agrónomas, un estudio que declarara la zona como santuario de la naturaleza, con el fin de protegerla de la explotación minera. “En la Municipalidad nadie me pescó, así que renuncié y empecé a tocar puertas y a denunciar esto a la PDI. Ahí se levantó una orden para investigar a las mineras”, dice Pedro Lazo, actual vocero de la Organización Ambientalista y Defensa Quebrada de la Plata.

 

“Después de dos años se sumó la Universidad de Chile, pero nunca nos tomaron en cuenta de verdad”, recuerda Macarena Sánchez. Por esa razón, mañana la Organización Ambientalista y Defensa de la Quebrada de la Plata, conformada por los vecinos de Maipú, realizará una protesta pacífica frente a la Facultad de Ciencias Agrónomas de la Universidad de Chile para demostrar su molestia. “Hemos intentando comunicarnos con ACOREN para ayudar en la recuperación, pero no nos han tomado en cuenta en sus mesas de trabajo; no nos han invitado, a pesar de nuestras peticiones”, dice Macarena.

,



Comments are closed.