Economía

Los sánguches del nuevo Chile

27 Nov , 2016  

La sexta versión de la Feria del Sánguche llegó con propuestas para paladares que buscan descubrir los sabores de otras culturas. Opciones con especias de medio oriente, distintas salsas alemanas de curry y platos veganos son algunas de las novedades. 

A las 11 de la mañana del jueves pasado abrió las puertas la Feria del Sánguche en el Parque Araucano. En solo un par de horas, se empezaron a ver las filas de ejecutivos, que aprovecharon la hora de almuerzo, para elegir entre la variedad de food trucks y stands que llenaban el festival gastronómico.

Entre las novedades de este año, destacó la cantidad de propuestas con sabores extranjeros como el curry y el sésamo.

“Chile es la capital mundial del sánguche y eso fue lo que quisimos proyectar. El público se está adaptando a lo internacional y hay mucha aceptación a la comida de otros países”, dice Gonzalo Maffei, productor de la feria, que este año invitó a probar las propuestas de 25 sangucherías de Santiago.

También estuvieron los clásicos de siempre como el chacarero y el churrasco italiano, esta vez renovados, dice Maffei.

El periodista de FoodNetwork, Daniel Greve, preparó sánguches junto al reconocido chef Juan Pablo Mellado. Las blogueras de BLOGI, dieron cuatro clases de cocina enfocadas en las últimas tendencias: el sánguche fácil de hacer, el fit y el light son algunos de ellas.

Este año, la feria tuvo entre 12 y 14 food trucks. “El crecimiento que han tenido estos carros de comida es enorme. Fuimos la primera feria que los tuvo”, contó Maffei.

El camino a Texas

El sánguche tejano

El sánguche tejano

El sánguche de pollo frito es una opción típica de la comida tejana que se pudo encontrar en la feria de este año. Michelle Letelier, dueña del food truck “El Camino”, lo presentó para el festival con un ingrediente particular: lactonesa, una mayonesa casera a base de leche entera y aceite de oliva.

“Acá no se pueden usar huevos crudos, así que por eso ideamos eso. Toda nuestra propuesta es bastante gringa. Incluye pepinillos y cebolla morada”, dijo Michelle.

El sánguche se acompaña además con lechuga hidropónica y palta. Viene dentro de un pan frica casero, preparado en la panadería “La Panadera”.

Michelle es texana – chilena y después de vivir más de 20 años en Texas, regresó a Santiago con la idea de crear un restaurante de comida típica texana. Así nació “El Camino BBQ”, un local ubicado en Providencia que ahora llega a la feria en su versión carro rodante.

Sánguche de pollo frito, precio: $4000

El prensado cubano

El sánguche es previamente barnizado con mantequilla.

El sánguche es previamente barnizado con mantequilla.

Pablo Aldunate, gerente del food truck “El casero”, vio el sángúche cubano que preparó el cocinero Carl Casperen en la película “Chef”y quiso crear su versión. Los ingredientes de la receta tradicional de la isla son: carne de cerdo asada al horno, jamón, pepinillos y mostaza. Aldunate se atrevió a darle una vuelta y lo prepara con carne mechada, adobada en mojito cubano, una mezcla de jugo de limón, naranja y cilantro.

“El sánguche está teniendo una recepción súper buena. Ahora hay más expertos en gastronomía o gente interesada en comida distinta. Todos están buscando cosas que les sorprendan”, dijo.

Todos los sánguches de “El Casero” son prensados y previamente barnizados con mantequilla para hacerlos más crujientes.

Sánguche cubano, precio: $4000 en Marraqueta, $5000 en Ciabatta

Descubriendo el Currywurst

La vienesa es preparada a baño maría con una cocción lenta.

La vienesa es preparada a baño maría con una cocción lenta.

El carrito de Currywurst pudo pasar casi desapercibido en la feria entre los food trucks que tuvo al lado, pero el sabor de esta vienesa alemana –con pulpa de carne de cerdo, tocino, sal de mar y finas yerbas -preparada por el chef y dueño Richard Knobloch, fue un imperdible en la feria. Se diferencia del resto de los sánguches porque se sirve al plato y sin pan.

“La vienesa es preparada al baño maría con una cocción lenta y se finaliza a la parrilla”, contó Cristóbal Quintanilla, quien atendía el carro. Luego se corta para que se pueda comer más fácil y se le agrega un topping de cebolla crispy y/o merquén. También se puede probar el Ketchup de curry extra hot o de ajo y una salsa especial de mostaza.

El chef alemán Knobloch llegó a Chile hace más o menos 30 años. Luego de trabajar en un restaurante en Puerto Varas, comenzó con este carrito que busca su clientela en ferias gastronómicas y en el boca a boca de los mismos clientes.

Currywurst, precio: $3000

Entre la modernidad y el origen

El "Pita House" ofreció una gran alternativa.

El “Pita House” ofreció una gran alternativa.

Llegar al food truck “Pita House” fue sencillo. El olor de las especias, que se empezó a sentir unos metros antes, fue la guía para encontrarlo. Fadi Layous, su dueño, ofreció dos tipos de sánguches: El shawarma de carne o pollo y el falafel, una oferta vegana. Se acompañan con tomate, lechuga costina, perejil y una salsa casera de yogurt natural con ajo y pimentón morrón ahumado.

“Nuestra propuesta apunta a las tendenciales actuales, todo lo sano o light y los sabores tradicionales árabes”, explicó Layous. La carne, magra y sin preservantes, es sometida a tres procesos de macerado.

En el último, se le agregan todos los condimentos y el componente especial: la pasta de sésamo.

Layous dice que quiere cambiar la forma cómo los chilenos interpretan su comida. “No queremos que esto sea el capricho del fin de semana. Es una comida para todos los días”.

Sánguche de falafel y shawarma de carne o pollo, precio: $4000

De la nobleza vegana

la-condesa

Las raíces alemanas del chef y dueño Juan Pablo Reyes y su amor por el fútbol caracterizan al “Food Truck JP”. El concepto está inspirado en su ídolo, el futbolista alemán Franz Beckenbauer. En este carrito se pudo encontrar el lomito “Beckenbauer” o la “Kaiser Burger”.

La “Condesa soya burger” destaca por ser la opción vegana. Está hecha de espinaca y zanahoria, “de un sabor agradable y fácil de masticar, porque la mezcla de los ingredientes hace que sea un producto mucho más liviano”, contó el chef. La hamburguesa viene en pan frica con tomate, lechuga, cebolla morada, perejil y ensalada de repollo.

“Este concepto es un recorrido de las experiencias por las cuales he pasado”, cuenta Reyes. Es un rescate de las tradiciones, ya que intenta volver a lo artesanal, agregó el chef.

La condesa soya burger, precio: $3500

Una cazuela hecha sánguche

El chileno sánguche de cazuela.

El chileno sánguche de cazuela.

La Casa Combi es un restaurante de cocina de barrio. La idea, según cuenta Álvaro Ortiz, uno de los dueños, llegó en una tarde de vinos y comida junto al chef Cristián Vargas. “Aburridos de trabajar donde mismo, quisimos emprender un negocio. Y pensamos, ¿qué es lo que comen más los chilenos? Bueno, ¡pan!”, cuenta Ortiz.

En este puesto destacó el sánguche de cazuela, que está hecho con ossobuco en un colchón de porotos verdes, con choclo, chips de zapallo camote y zanahoria, cilantro y pimentón rojo asado, servido en un pan amasado casero que lo compran a una vecina de su restaurante en Quinta Normal.

Para este grupo de empresarios lo más importante es que la gente llegue a un lugar donde el diseño y la cocina de barrio se mezclen para ofrecer un sabor entre lo casero y lo gourmet.

Sánguche de cazuela, precio: $5000

 

, ,



Comments are closed.