Política

Sacerdote coincide con Vallejo en suprimir polémica frase: “En el nombre de Dios…”

28 Nov , 2016  

Junto al religioso, un científico también está de acuerdo con eliminarla. En tanto, diputado UDI, miembro de la comisión, dijo que petición está fuera de lugar.

En Chile la tendencia es clara: los feligreses van en bajada.

Así lo ha demostrado el polémico Censo 2012 que dice que desde el 2002 hubo una disminución de 2,59 puntos porcentuales de personas católicas y que un 11,5% de los chilenos se definía como “no creyente”; así también lo confirma el reconocido informe de la Corporación Latinobarómetro, donde figura que en 1995 Chile tenía 74% y que en el año 2013 Chile perdía 17 puntos porcentuales de católicos llegando a 57%.

Pese a éste fenómeno “nuevo”, como dice el informe de Latinobarómetro- donde Chile vive de un proceso de secularización- y pese que el Estado se define como laico hace 91 años, en el Congreso, por formalidad constitucional, las sesiones deben comenzar “en el nombre de Dios”.

Así ha comenzado una polémica discusión que tiene como protagonista a la diputada Camila Vallejo (PC) para eliminar la frase del reglamento, argumentando que es contraria a la libertad de conciencia e inconstitucional.

Pero, ¿que pueden decir una autoridad de la Iglesia y un hombre dedicado a la ciencia?.

Guillermo Rosas es sacerdote y vicedecano de la Facultad de Teología de la Universidad Católica y cree que la discusión va por un “problema cultural e institucional” pero que comprende la iniciativa que propone eliminar la frase.

“Yo entiendo a Camila Vallejo y el propósito de suprimir la frase. Tratándose de un Estado que no es religioso, no me molesta como sacerdote que no se nombre a Dios allí porque ese es un ámbito de la política, de la gestión del Estado, y no tiene porqué estar explícitamente. A mí me gusta eso como cristiano pero veo objetivamente que no tiene porque ser así”.

Además agregó que es una costumbre de otra época. “Teníamos un país más cristiano en general. Si se da esa discusión yo no gastaría muchos cartuchos en defenderla”.

Por otra parte, Eduardo Unda es director de la Unidad de Atronomía de la Universidad de Antofagasta y cree que la tradición es atemporal y concuerda con la propuesta de Vallejo.

“Siempre me ha parecido algo difícil de entender que, considerando la separación que hay entre la Iglesia y el Estado, mantengamos ese arcaísmo. Me parece bastante razonable el planteamiento de Camila Vallejo y no creo que afecte la sensibilidad de nadie porque el planteamiento que ella hace es “en nombre de la Patria” y nos incluye a todos”.

Además, al igual el sacerdote Rosas, cree que hoy en día hay menos católicos que antes que podrían no justificar la frase que abre las sesiones en el Congreso. “Hay que fijarse en lo que son las tendencias. Lo que va en alza en nuestro país es tener una actitud más escéptica frente al tema de la religión. Entonces refleja mejor el estado actual de la sociedad”, dice Unda.

El diputado Enrique Van Rysselberghe, uno de los que apoyó la moción de José Antonio Kast para censurar a Vallejo (ver recuadro) cree que la discusión no tiene lugar en el debate.

“Me parece muy bien que Camila Vallejo haya tomado la Biblia por primera vez, aunque haya sido para prohibir el ingreso de Dios al Congreso”, dijo a El Imaginario.

Aún así, agrega que es importante tener en la Cámara un reglamento sobre un procedimiento específico y que como toda norma se debiese cumplir, “pero ella no lo cumple. Al parecer lo que quiere es lograr figuración pública. ¿No será mucho?”, concluyó.

, , ,



Comments are closed.