Infoescéptica

Mitos urbanos: el peligro del celular

26 Oct , 2016  

Después de la creación del primer teléfono móvil en 1973, especialistas de todo el mundo instauraron en el subconsciente de las personas que podría ser perjudicial para la salud y ocasionar accidentes en lugares específicos de la vida cotidiana.

Por Cristóbal Torres

Los celulares pueden provocar cáncer

Resultado: No comprobado (aunque la OMS pidió más estudios).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “aunque no se ha determinado que el riesgo de tumores cerebrales aumente con el empleo de los teléfonos móviles, el creciente uso de esos aparatos y la ausencia de datos relativos a su uso durante períodos superiores a 15 años justifican que se realicen nuevas investigaciones sobre la utilización de los móviles y el riesgo de cáncer del cerebro” (ver nota).

El Dr. Alfredo Yáñez Lermanda, miembro de la Sociedad de Neurocirugía de Chile, indica que “no hay estudios que confirmen la peligrosidad de los celulares. Las muestras que hay no son representativas”.

Desde el Departamento de Investigación de la Universidad Andrés Bello confirman lo mencionado por Yáñez. Gabriel León, director del departamento, explica que “Australia es uno de los países que está estudiando a fondo este tema, allá el diagnóstico de cáncer es de información obligatoria y han demostrado que no hay alteraciones de esos datos producto de la telefonía móvil. Hasta el momento no existe una relación. Se podría decir que son mitos muy antiguos”.

Los celulares pueden provocar un incendio en una bencinera

Resultado: Falso.

“Favor apagar los celulares durante la carga”, uno de los avisos más comunes en las estaciones de servicio, ¿la razón? según internet mantenerlo encendido y contestar una llamada podría causar una explosión. De hecho, circula un video donde se muestra como a una mujer se le incendia el auto mientras pone bencina y habla por celular al mismo tiempo.

Adam Savage y Jamie Hayneman del programa “Cazadores de mitos”, señalan que durante años han existido estudios sin acreditar indicando que el riesgo de usar el móvil en una bencinera se debe a una reacción química entre el contacto de un cuerpo eléctricamente cargado y uno no cargado, generando pequeñas chispas. Los cazadores aclaran que un teléfono móvil emite una energía tan baja que es imposible que pueda ser una fuente de ignición.

Luego de realizar reiteradas pruebas, determinaron que las chispas supuestamente generadas por los aparatos móviles y que causan las explosiones no provienen de los mismos equipos, sino de las personas que mientras cargan combustible se bajan del vehículo sin tocar algo de metal –lo que puede generar estática, que es la que produce chispas y por ende los accidentes-. En ese momento lo agregaron como un mito más a su lista.

Las señales de celular pueden provocar accidentes aéreos

Resultado: Verdadero.

El encargado de la sección de ingeniería del Subdepartamento de Aeronavegabilidad de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Guillermo Gallardo, dice que “en el avión el móvil emite señales hacia las antenas de celulares en tierra, eso puede generar interferencia a gran escala desde la tierra hacia el cielo, no es que el sistema de aeronavegación del aeropuerto o del avión mismo se vean perjudicados con el teléfono. Por eso, encender el modo avión impide la interferencia”.

Bajo este marco, lo planteado no podría catalogarse como un mito dentro de la lista.

, , ,



Comments are closed.