Portada, Reportajes

Veneno de escorpión contra el cáncer: los milagros no existen

25 Oct , 2016  

Cuba patentó una solución homeopática llamada Vidatox y la está promocionando por todo el mundo como “la esperanza contra el cáncer”, pero médicos oncólogos advierten que tras este producto no hay una sola investigación científica seria que demuestre su eficacia. De hecho, en la misma Cuba científicos han criticado la promoción del veneno porque puede dañar la reputación del sistema de salud de la isla.

Por Cristian Ascencio Ojeda

El estudio de televisión del programa “Dr. TV” está lleno. En su mayoría son ancianos que aplauden y se ríen con las bromas del conductor Claudio Aldunate. El médico con cara de niño bueno, llegó a la televisión con el sueño de replicar “Dr. Oz”, un exitoso programa televisivo estadounidense.

Es 2012 y hace un año se patentó en Cuba el Vidatox, un remedio homeopático de veneno de escorpión azul. Aldunate pregunta al público si ha escuchado hablar de este veneno, al que se refiere como “una gota de esperanza contra el cáncer”. Gran parte del público responde que sí. Después invita a la doctora Nudis Cruz, especialista en ensayos clínicos de la empresa Labiofam (ver el siguiente video).

Cruz, muy simpática, da los detalles de este producto revolucionario, tan revolucionario como la misma Cuba. “Se ha estudiado durante 15 años y hay investigaciones avaladas internacionalmente”. “Se le han encontrado propiedades antitumorales, antimetastásicas, analgésicas y antiinflamatorias”. “Hemos atendido más de 50 mil pacientes con nuestro producto”. “Este producto se comparó con la morfina y la codeína”. “El paciente come mejor, duerme mejor, tolera mejor la quimioterapia”.

La visita de la doctora Nudis Cruz es parte de una campaña de promoción del Vidatox e investigadores de Labiofam, la empresa estatal cubana que además del Vidatox fabrica productos veterinarios, están recorriendo América Latina destacando los beneficios del medicamento homeopático contra el cáncer.

Pero al mismo tiempo que Labiofam promociona su milagro contra el cáncer, grupos de investigadores cubanos escriben artículos criticando a la empresa estatal, ya que no hay investigaciones científicas serias que le den validez al veneno del escorpión azul en el tratamiento contra el cáncer y mucho menos al homeopático Vidatox.

*****

Cada vez que al doctor Mauricio Mahave le preguntan por terapias alternativas, da vuelta la pantalla del computador para que su paciente la vea y pone en google: “la orina de vaca cura el cáncer”. Resultados: 55 mil. “Esto es un poco burdo, pero lo hago para mostrarles que no todo lo que aparece en internet es cierto”, dice el médico.

Para Mauricio Mahave es importante tener claro que en medicina hay compuestos provenientes de la naturaleza que sirven para tratar ciertas enfermedades. “Por ejemplo, hay varias drogas que se ocupan en las quimioterapias que se han sacado de plantas, como el taxano que se sacó de las hojas del árbol del tejo”. Pero eso no significa que todo lo natural es bueno o efectivo.

El doctor Mauricio Mahave de la Fundación Arturo López Pérez. Fuente: El Mercurio.

El doctor Mauricio Mahave de la Fundación Arturo López Pérez. Fuente: El Mercurio.

El problema con el veneno del escorpión azul, según Mahave, es que no hay ninguna evidencia científica sobre su utilidad para frenar el cáncer, y si la hubiera, habría que investigar cuál compuesto del veneno es el que actúa y cuál es la dosis indicada. “No hay publicaciones serias en congresos internacionales o revistas especializadas médicas-científicas, donde se explique el uso del veneno del escorpión azul en tratamiento contra el cáncer. Sí existen numerosas publicaciones no serias en internet. Pones ‘escorpión azul contra el cáncer’ y hay miles de resultados, pero ninguna evidencia, igual que lo que ocurre con la orina de vaca”.

¿Y es muy frecuente que sus pacientes le pregunten por el veneno de escorpión azul?

-Es muy frecuente. Ante un escenario adverso, es respetable que busquen otras alternativas. El problema es que hay mucha gente mal intencionada que promete cosas que no son ciertas.

*****

Guillermo Camus es el importador oficial en Chile de Vidatox. Hace cuatro años empezó a trabajar para importar legalmente el Vidatox y firmó un convenio con Labiofam, transformándose en el representante legal del veneno de escorpión azul en Chile, aunque su relación con Cuba parte antes, a través de una agencia de turismo de salud.

“Tenemos la representación de varios productos de Labiofam, pero el principal es el Vidatox. Cada dos o tres meses estamos importando una cantidad de frascos y la estamos distribuyendo a través de farmacias. Se vende en establecimientos tipo A y bajo receta médica, cuesta $150 mil el frasco y dura aproximadamente un mes. El producto en Cuba cuesta unos 200 euros, que es prácticamente lo mismo”, dice Guillermo Camus.

En el Instituto de Salud Pública (ISP) el Vidatox está registrado desde marzo de 2014 como un “coadyuvante en el alivio del dolor provocado por cáncer”. Camus recalca lo anterior (que el Vidatox está registrado legalmente) y agrega que hay diferentes estudios que demuestran su eficacia, a pesar del escepticismo contra la homeopatía. “Hay una corriente muy poderosa que dice que la homeopatía no sirve para nada. El problema es que no se sabe cómo actúa exactamente, pero funciona. En pruebas que se han hecho con aspirinas, se obtiene la misma respuesta al diluirla homeopáticamente”, asegura Camus.

La verdad es que todos los medicamentos homeopáticos estudiados científicamente han dado la misma respuesta: no son mejores que un simple placebo.

El doctor Flavio Salazar explica que el veneno del escorpión según la tradición indígena en Cuba, tendría propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo que se transformó en un remedio popular y alternativo, “como muchas otras cosas que vienen de la tradición”.

Salazar es vicerrector de Investigación de la Universidad de Chile e investigador de un tratamiento contra el melanoma maligno que actualmente está en etapa de prueba en humanos. Los estudios se están realizando en Estados Unidos y Cuba.

El doctor Flavio Salazar. Fuente: IMII

El doctor Flavio Salazar. Fuente: IMII

Lo que más preocupa a Salazar es que “aprovechando el prestigio alcanzado por la medicina cubana, especialmente algunas terapias con base científica como la producción de citoquinas recombinantes, se ha colado este remedio (veneno de escorpión azul) que no tiene evidencia científica”.

Flavio Salazar agrega que ha escuchado de investigadores cubanos su preocupación por lo que está ocurriendo con la promoción de este veneno. “Existe dentro de los científicos cubanos una denuncia ante algo que no es correcto (…) Uno no puede asegurar que el veneno no tenga ningún efecto, porque no se ha estudiado en forma científica. Lo que se está denunciando es que por un lado no existen los estudios que lo avalen y, por otro, la forma en que se distribuye hoy (homeopática) hace imposible que tenga algún efecto”.

¿Por qué entonces se populariza tanto este tipo de medicina alternativa? ¿Tal vez los mismos científicos y médicos no están informando bien a la población?

-Tiene que ver con muchos factores, uno es la misma industria farmacéutica. Hay un cierto monopolio de la investigación. Si yo quiero probar mi investigación en la FDA tengo que tener respaldo de una farmacéutica para los 80 millones de dólares que me cuesta hacer los estudios. Eso genera que los fármacos no estén siempre al alcance de los pacientes. La gente busca alternativas baratas, que le otorguen alguna esperanza. Además en países con menor cultura científica, como Chile, pegan más estas soluciones no científicas. La gente no diferencia lo científico y lo no científico. Y si la gente cree en los milagros, ¿por qué no va a creer que se puede curar con ese tipo de alternativas?

*****

En 2013 un grupo de científicos cubanos publicó a través de la editorial de la Universidad de La Habana, el libro “Medicina sin apellidos”, en el cual se recopila la polémica sobre el uso de la denominada medicina natural y tradicional en Cuba. El Vidatox y la homeopatía son dos de los puntos más criticados.

Sobre el Vidatox, el doctor en Ciencias de la Salud del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, Luis Carlos Silva, escribió: “La idea que subyace en los preparados homeopáticos tiene el defecto esencial de colisionar frontalmente con el sentido común”, ya que la dilución de este compuesto homeopático es de 30 CH, lo que significa que por cada parte de veneno habrá 100 elevado a 30 partes de diluyente.

El Vidatox está siendo promocionado en varios países latinoamericanos. Fuente: Eldiario.net

El Vidatox está siendo promocionado en varios países latinoamericanos. Fuente: Eldiario.net

En una revisión de literatura científica sobre el veneno del escorpión azul, los resultados tampoco son muy alentadores. Por ejemplo, un estudio publicado en una revista médica cubana concluye que el veneno crudo tiene citotoxicidad en cultivos celulares (in vitro), pero a dosis mucho más altas que la homeopática. Además el producto pierde su actividad biológica después de 30 días de almacenamiento.

El doctor Mauricio Mahave de la Fundación Arturo López Pérez, explica que “en oncología por cada mil drogas que in vitro matan células neoplásicas, sólo una funciona en animales”.

En el caso del veneno del escorpión azul no hay ensayos clínicos en humanos que puedan ser revisados o replicados, sólo muchas páginas en internet que lo califican como “el milagro cubano contra el cáncer”. Y cómo todos los milagros, no hay pruebas de su existencia.

, , ,



Comments are closed.