Destituciones: la maldición de una municipalidad rica

Tres exalcaldes de la comuna han terminado suspendidos y una incluso estuvo prófuga. Los recursos millonarios no son sinónimo de buena administración.

El primer alcalde de Sierra Gorda después del retorno de la democracia, Víctor Moreno (PS), fue condenado por chocar en estado de ebriedad (aunque en ese momento ya no era alcalde, sino concejal).

Después, la ex alcaldesa Sara Mercado fue declarada en rebeldía por desatender las citaciones de los tribunales. Se le acusaba de fraude al fisco. Después de dos años decidió –en 2006- presentarse ante la justicia.

Mercado había asumido como alcaldesa subrogante en reemplazo de Matilde Assante (DC).

Por su parte, Assante fue acusada de “notable abandono de deberes” y “faltas graves a la probidad administrativa”, después de una investigación de Contraloría que descubrió una probable falsificación de documento público.

La exalcaldesa Matilde Assante.

Después de Assante y Mercado vino la alcaldía de Carlos López, quien se hizo conocido a nivel nacional por dos acciones durante su periodo como alcalde: llevó la Copa Davis a Antofagasta y se metió en medio de las grabaciones de una película de James Bond, que tenía locaciones en Sierra Gorda, a protestar porque se estaban ocupando esos parajes para representar territorio boliviano.

Contraloría suspendió a López -mientras era alcalde- por tres meses el año 2008, por chocar en dos ocasiones vehículos municipales. En la elección efectuada ese mismo año, ganó en primera instancia, pero su contendor José Guerrero pidió la anulación de la elección por acarreo. El tribunal electoral ordenó repetir la elección y en esa segunda instancia ganó Guerrero.

Posterior a la elección el exedil fue formalizado por fraude al fisco, aunque finalmente fue absuelto de esa causa.

Además, a López se le cuestionó la realización de la Copa Davis en Antofagasta, con auspicio de la municipalidad de Sierra Gorda, ya que se vio como un intento por posicionarse en la capital regional para postularse como alcalde de Antofagasta en un futuro.

Entre muchas cosas, al exalcalde de Sierra Gorda, Carlos López, se le recuerda por haber interrumpido la filmación de la película de James Bond, Quantum of Solace.

En 2012 Carlos López volvió a la política justamente como candidato a alcalde por Antofagasta. En esta ocasión como independiente (en 2008 había renunciado a RN). Rifó un automóvil al cierre de su campaña y obtuvo el 3,52% de los votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *