¿Quién fue el que acarreó?

José Guerrero (el que ganó) y Carlos López (el segundo lugar) se acusaron cruzadamente de acarreo y cohecho. Actualmente evaden referirse al tema.

José Guerrero (independiente, Nueva Mayoría) ganó la última elección por apenas 10 votos a su contrincante y exalcalde Carlos López (independiente, ex RN). La campaña estuvo marcada por acusaciones cruzadas de acarreo y cohecho.

El actual alcalde, José Guerrero.

No es primera vez que estos dos políticos se enfrentaban. En 2008, Carlos López ganó la municipal, a pesar de haber sido suspendido por la Contraloría antes de la elección. Pero Guerrero pidió la anulación del proceso por acarreo de votantes. El Tribunal Electoral ordenó la repetición de la elección. En segunda instancia ganó Guerrero.

José Guerrero gobierna la comuna desde el año 2009 y siempre es destacado con el extraño honor de ser el único alcalde de Sierra Gorda que no ha sido suspendido de sus funciones. “Yo viví 35 años acá, ahora estoy hace un año en Antofagasta porque tuve un accidente en el brazo y por la rehabilitación me fui para allá, pero vengo los fines de semana. Cuando me tiré de candidato a alcalde por primera vez, fue porque todos los alcaldes anteriores habían sido destituidos y acá no había nada, ni siquiera agua potable”, dice Guerrero.

A pesar de lo anterior, el actual edil fue cuestionado este año por sus viajes. En su caso, Contraloría le ordenó la devolución de 9 millones 600 mil pesos por cursos en Costa Rica y Medellín, Colombia. “He viajado por un tema de inclusión. Hoy el tema que está de moda es la inclusión. Creo que sólo hubo una mala recepción que esperamos revertir, porque los recursos se han gastado bien”, dice Guerrero, aunque reconoce que se le pidió a los miembros del concejo ser “más cautos” con los viajes.

En cuanto al acarreo, el alcalde responde: “Acá se postularon 15 candidatos nuevos, muchos de los cuales no los conocía, como Mauricio Campillay (DC)  y Diego Fernández (UDI), ambos elegidos. Cada candidato nuevo si viene con 20 ó 30 familiares, ya tenemos como 300 personas nuevas. No sé si eso se llama acarreo”.

-¿De quién son los buses que llegan para las elecciones?

-No te puedo decir de quién serán. Eso ya es un tema pasado. Las elecciones terminaron. Ojalá que la ley cambie, que sea residencia. Más fácil. La impugnación cuesta muy caro.

-Pero el acarreo puede traer otros vicios, como que gente acarreada se inscriba para recibir beneficios en una comuna rica como ésta…

-Acá tenemos asistente social que conoce a la gente. A través del colegio, del control de salud, tenemos registros. No nos pasa que lleguen a pedir una beca, aunque sea familiar de alguien que es concejal. No vamos a darle beneficios.

“Ya es etapa superada”

Carlos López es un personaje que provoca sentimientos encontrados entre los sierragordinos. Famoso por organizar, mientras fue alcalde de esa comuna, el Festival del Desierto, en el cual en 2005 cantó el mexicano Marco Antonio Solís; por protestar en medio de la filmación de una película de James Bond y por sus líos con Contraloría (leer también: “La maldición de una municipalidad rica”).

Carlos López intentó impugnar la elección de este año, pero su solicitud fue rechazada por el tribunal electoral.

Este año López impugnó las elecciones después de perder la alcaldía por sólo 10 votos frente a José Guerrero, pero los tribunales fallaron en su contra. “Impugnamos por anomalías en el proceso electoral, por pérdida de votos e infracción a la vulneración de la cadena de custodia”, explica López.

Al consultársele sobre si hubo acarreo en la última elección, López rehuyó del tema. “La elección de Sierra Gorda ya fue sancionada, el alcalde fue elegido (…) el tema de Sierra Gorda ya es etapa superada”.

-También es recurrente en Sierra Gorda que las autoridades sean de fuera de la comuna ¿por qué se produce esta situación?

-Uno no elige dónde nacer, pero sí puede elegir donde servir…

La misma frase que utilizó el concejal Fernández para defender su postulación en una comuna en la que nunca ha vivido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *