PlacerQué Leer

Piquero

Dentro de la literatura nacional, el genero del erotismo no está tan desarrollado. Sin embargo, Pablo Fernández  en su primera novela entra a cuestionar el amor en tiempos de modernidad. 

 

El  género del erotismo en la literatura chilena no es tan desarrollado como otros géneros literarios. Sin embargo, existen autores consagrados que comparten algunos de sus trabajos dentro de esta temática, como Jaime Collyer y Pía Barros. A ellos, se suma una camada nueva de escritores actuales que van incursionando cada vez más dentro del erotismo, la diversidad sexual y el sexo.

Pablo Fernández, es uno de estos nuevos escritores. En marzo de este año tuvo el lanzamiento de su primer libro: Piquero. Su novela habla de un personaje NN, un  homosexual que busca dentro de las redes sociales y el Internet algo más que una relación pasajera, haciéndonos cuestionar el amor y la vida moderna. Fernández en su primera novela, la cual esta escrita como un poema, de estructura ligera y rápida lectura, atrapa con temáticas transversales. Una lectura interesante y sin estereotipos, imposible no leer.

¿Cómo se generó la idea central del libro?

Fueron historias que fueron juntando en un blog. Después de que se unieron las hile para una novela. No tenia una idea preconcebida, una amiga que es doctora en literatura, me indico que me faltaban unos elementos para comenzar a una novela. Y comencé a unir los textos, y como hilar. Cosas que pudiesen adecuarse a lo que quería y el objetivo que tenia.

El estilo narrativo del texto es muy particular…

Son puros puntos seguidos. Yo también vengo de la escuela de la poesía entonces eso también influyó. Es un libro rápido que tuviese que ver con Internet y con una especie de lenguaje. Yo estudié diseño gráfico, entonces ahí nos enseñaron a hacer afiches, la vieja escuela, aprendí que las cosas tenían que ser acotadas al resultado. Mientras más elementos estuviesen un dialogo interno  con la forma, con la estructura, con los personajes, para mi por lo menos, pensaba que iba a ser un mejor libro.

La temática abarca otra temática homosexual, no la típica bandera de lucha, sino más bien una persona típica fuera de estereotipos, ¿cómo sucede esto?

Si hay algo político del libro tiene que ver con eso. El sacar el estereotipo y hacer una novela Gay una novela No gay. Siendo que el es el protagonista. Ese era también parte del objetivo que cualquier persona pudiese leer y se sintiera identificada. Para todos, el amor es universal. Grindr, Tinder o  lo que sea, todos lo utilizan, independiente del género. Tomar el concepto más que una bandera de lucha.

El personaje también se hace cuestionamientos transversales…

 Yo tengo amigas y amigos que se han conocido por Tinder y actualmente son parejas, pololos. Cosa que no pasaba hace cinco o seis años atrás, donde había una desconfianza mayor a este tipo de plataformas. Ahora al parecer, se están dando de verdad relaciones que pueden tener cierto tipo de estabilidad. Es loco, pero esa dinámica lo que de repente estábamos criticando, sobre el tener sexo o conocer a alguien en una discoteca. La vida, independiente de la situación te va a llevar a conocer a alguien, y al parecer esto esta funcionando bien y por algo está. Las cosas que están sucediendo a nivel de comunicación y tiene que ver con que las personas están más conectadas y tienen mas trabajo y creo que son formas de canalizar estos temas de alguna manera.

¿Existe alguna segunda parte del libro?

 No, ya salió Piquero y quedó ahí. Esa historia quedó ahí. Sigo trabajando ahora en un poemario que se llama Regia, que aborda también el género. Pero ahora desde el punto de vista de la mujer, desde lo femenino, la feminidad, desde lo que está pasando. Es un poco adelantarse a lo que podría pasar y lo que está actualmente. Lo que pasa cuando hay una mujer empoderada, si quieren más o no.

¿No se te hace complicado tomar esta posición, siendo hombre?

 No creo que se me haga complicado. Lo que pasa es que también todos somos seres humanos  y todo tenemos distintas sensibilidades y posturas que tienen que ver con lo que nos pasa, independiente de lo que seamos tanto políticamente o sexual, siempre nos va a pasar algo en común. Siempre hay una conexión, que es “Ser humano”, yo con eso trabajo, con las voces distintas. Debe existir sobre una sensibilidad para escribir desde lo que es uno mismo y ve en los otros.

 

Pablo Fernandez es un autor nuevo, desde el año  2007 cursó diferentes talleres literarios. Dentro de sus cursos están los dictados por la poeta Paula Ilabaca y Alejandro Zambra. Ha expuesto en diferentes círculos literarios, siempre ligados a la poesía.

El libro fue publicado por Editorial Cuarto Propio. Está disponible en todas las librerías del país con un valor de $7.000 pesos.

Estucha el podcast acá.