Reportaje

El sexo detrás de cámaras

Parece real. Hay gente, gritos, espaldas sudorosas. Pero cuando se realizan estas escenas de sexo en la televisión, poco hay de verdad.

Actores y productores cuentan cómo se filman estas imágenes y la preparación que tienen los actores para realizarlas.

La primera vez que se mostró una escena de sexo en el cine fue en la película checa “Éxtasis” de 1933. El filme cuenta la historia de una mujer que deja a su marido por un hombre más joven. A pesar de que en el largometraje no se muestra a ninguno de los actores desnudos,  la película es recordada por una escena en que los protagonistas tienen relaciones sexuales y se muestra a una mujer teniendo un orgasmo.

Los actores deben estar preparados para realizar cualquier cosa que les exija el guión. Si el director y los guionistas consideran que es necesario hacer una escena con contenido sexual para el desarrollo de la historia, se debe realizar.

Hay veces en que actores se pueden sentir incómodos simulando tener sexo con un compañero, con las cámaras, con los miembros de la producción o con el director entregando indicaciones de cada movimiento. A todo esto, se le suma que debe parecer real  y que el público debe ver el vínculo emocional entre los actores.

La comodidad de los actores durante la filmación es fundamental. Foto: gentileza Roberto Doveris

Para el director de la película  chilena “Las Plantas” –estrenada el año pasado-, Roberto Doveris, grabar escenas de sexo se trata de que todos los involucrados se sientan cómodos haciendo su trabajo. Además, señala que es importante cuidar a los actores. Si es necesario que haya poca gente en el set mientras están actuando, se hace, pero esto no debe afectar el resultado de lo que se quiere conseguir.

La actriz chilena Elizabeth Márquez, considera que en el contexto de una grabación se debe encontrar el espacio para mentalizarse y pensar en el personaje, qué es lo que va a hacer, conectarse con el otro e intentar que el sexo se sienta real. “Para grabar una escena de sexo en una teleserie se ensaya, se marca, se decide que es lo más conveniente para las cámaras y se realiza un trabajo de luces. También se conversa con el director y la actriz, esto es fundamental para lograr hacerlo bien”, dice el actor que interpretó a ‘Sebastián Dominguez’ en “Romané”,  Ricardo Fernández.

Hay películas en donde se cuida mucho al elenco y en otras en donde se considera que éstas son como cualquier otra grabación. El director Doveris comenta cómo han sido sus experiencias en el set al grabar escenas eróticas: “He trabajado en otras películas en donde todos están incómodos y se genera una especie de  paranoia con el tema, nadie se atreve a entrar al plató y todo se hace con demasiado cuidado”, dice.

Otro aspecto fundamental  para lograr que el sexo se vea creíble en un contexto artificial es trabajar la química entre los actores. Para encontrar una conexión entre ellos los ensayos son muy importantes, en este momento nosotros debemos  hacer una propuesta de lo que queremos lograr, explica Elizabeth Márquez. En la misma línea el director de “Las Plantas” expone que el trabajo previo es elemental, muchas veces ensayando se llega a la intensidad correcta.

“No me toca hacer escenas tan íntimas, siempre soy el ladrón y ellos no tienen sexo”, comenta el actor Ramón Llao.

Rodrigo Gijón, escritor de la serie de televisión “Infieles”, explica que el  guión es una historia que tiene una trama y es eso lo que cautiva. “Si la trama no es interesante, te cambias de canal”, asegura.  El sexo por si solo no es sólo lo que engancha de una historia, dice.

La actriz Katty Kowaleczko, quien participo en la serie “Los 80”,  cree que es importante ensayar las escenas, sean íntimas o no, todo se conversa y es primordial tener confianza con el equipo con el que están trabajando para que resulte bien.

Escribir o describir

Lo primero a la hora de escribir una escena de sexo es saber lo que se quiere lograr y como va a aportar a la historia. “Uno describe lo que quiere que pase en la película, pero en lo sexual, el trabajo de  los actores es gravitante”, dice Roberto Doveris.

Generalmente no hay una descripción detallada de cada movimiento que deban realizar los actores. Gijón explica; “Uno no describe la escena, más bien se describe el lugar y la situación que va ocurriendo”. Y agrega que el lugar va dando las posibilidades de la ejecución de la escena.

El escritor señala que el guionista es el que propone y el director finalmente decide: “Yo pongo una escena en un dormitorio, pero finalmente la graban en una cocina o en un living”.  Lo que se pone es una indicación, por ejemplo: “Juana y Miguel se besan y caen sobre la cama, la cama se rompe, tratan de arreglarla mientras el intenta seguir en el acto”, explica el guionista.

“Infieles es una historia de amor. Retratábamos la vida de un hombre al que el amor le dura 30 segundos, un año o toda la vida. Al final del día cuando uno ve una película quiere que se  concrete ese amor”, cuenta Rodrigo Gijón.

Cómo se graba

Grabar escenas eróticas toma tiempo, se va trabajando de a poco. Al principio, el actor se va a tapar un poco, cada vez que se dice “corte”  va a pedir la bata, pero probablemente dos horas después va a estar caminando libremente por el set, señala Doveris.

Cuando van a grabar una escena de sexo el director avisa y saca a la mayor cantidad de gente del set y se quedan solo los indispensables: el camarógrafo, los sonidistas y el director. Se conversa antes porque no es tan común estar sin ropa frente a un compañero de trabajo, cuenta el actor Ramón Llao.

El actor Ricardo Fernández, expone que interpretar a personajes teniendo sexo es parte del trabajo y deben tener el mismo tratamiento que cualquier otra escena. “En estricto rigor un actor no debiera poner ningún límite, salvo que se vea afectada su integridad física”, agrega.

Violeta Castillo protagonizó la película chilena “Las Plantas” en 2016. Foto: Gentileza Roberto Doveris.

Habitualmente los actores piden que el lugar donde se graba no este muy fría, que alguien tape a la chica cuando se para la filmación, entre otras cosas. Doveris cuenta: “En mi película los hombres debían tener erecciones,  así que tuvimos que conversar con cada uno de los actores para saber que era lo qué necesitaban para lograr la escena, desde un viagra hasta una película porno”

Al momento de grabar las escenas de “Infieles” la filmación dependía de los límites que ponían los actores: no todos querían aparecer desnudos, a veces se utilizaban dobles de cuerpo, otras veces no se mostraba nada, sino que solo se sugería. Sin embargo, hay actores que no les importa ser más osados, comenta Gijón, guionista de “Infieles”.

Elizabeth Márquez confiesa haberse sentido incomoda haciendo escena con contenido sexual. “Las primeras veces es incómodo, me sudaban las manos y no podía parar de hablar” cuenta la actriz. Agrega que se debe vivir el momento, pero no se debe vincular emocionalmente con el compañero y  entender que es  trabajo.

En el momento de grabar es normal que haya pudor, pero hay que conseguir que todos estén cómodos, tanto el que está desnudo como el que está con ropa trabajando, dice Doveris. Y así comienza el rodaje.

147 views