Fundación Emilia culpa a “sistema garantista” de no igualar penas

La organización liderada por Carolina Figueroa convocó a una marcha a partir de las 11:30 horas de mañana, a raíz de la libertad vigilada que se le otorgó al primer procesado por la normativa, la que está vigente desde el año pasado. ***

Los accidentes por conductores en estado de ebriedad han disminuido de un 22 a un 5% con la implementación de Ley de Tolerancia Cero, y luego a un 3% con la Ley Emlia (Fuente: Conaset).

Los accidentes por conductores en estado de ebriedad han disminuido de un 22 a un 5% con la implementación de Ley de Tolerancia Cero, y luego a un 3% con la Ley Emlia (Fuente: Conaset).

Luego de que a principios de semana se supiera que el primer procesado por la Ley Emilia logró rebajar su condena de 9 años a uno, la fundación del mismo nombre decidió convocar a una marcha, con el objetivo de “poner fin a las injusticias que viven las familias de las víctimas de accidentes en Tribunales y Fiscalías del país”.

Con esta movilización, no solo esperan manifestar su molestia por casos como el mencionado, en el que Gonzalo Rojas salió con libertad vigilada luego de atropellar y dar muerte a Pablo Ascencio en Valparaíso, sino que también hacer que “se agilice la figura del defensor público”, comentó Carolina Figueroa, presidenta de la organización.

Crítica al sistema

La impulsora de la ley también acusó que han recibido “notificaciones de otras familias que aseguran que los fiscales no se están reuniendo con ellos ni entregando información”, hecho que radicaría, principalmente, en las voluntades que tengan estos entes.

Para Figueroa, el problema además no se centra en las normativas, sino más bien en su regulación.

“Insisten con echarle la culpa a las leyes, pero esto tiene que ver con una justicia que es garantista, en el que los víctimarios tienen todos los derechos, mientras que a las víctimas no se les trata de la misma forma”, aseveró.

La ley Emilia está vigente desde el 16 de septiembre de 2014. Desde ese entonces, según cifras oficiales de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), los accidentes por conductores en estado de ebriedad han disminuido de un 22 a un 5% con la implementación de Ley de Tolerancia Cero, y luego a un 3% con la norma aplicada el año pasado.

Estas cifras reflejan una toma de conciencia de parte de la ciudadanía frente a las estrictas penas que impuso la normativa, las que van de uno a 10 años para quienes manejen bajo los efectos del alcohol (desde 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre) y provoquen lesiones graves o muerte.

Sin embargo, los casos aislados que se han conocido luego de puesta en funcionamiento la ley, parecen no ser parte de este endurecimiento. ¿Por qué?

Carolina cree que esto es parte de una “problema de interpretación”, y que la crítica de fondo es al sistema.

Similar es lo que señaló Ricardo Gebauer, abogado del estudio Rivadeneira-Colombara-Zegers, quien afirmó que la falencia de la justicia es global.

“Si los jueces aplican la normativa de una forma amplia, claramente esta perderá la sinergia y la motivación inicial”, dijo el experto en el tema.

Gebauer agregó que no basta solo con establecer una ley que establezca penas más altas, sino que “también eso debe ir acompañado con toda una modificación general del sistema”.

El futuro de Emilia

Aunque Carolina señaló que co mo fundación no tienen nuevos proyectos, contó que luego de la marcha esperan que se fiscalice para todos los casos de la misma forma, y que la cantidad de gramos de alcohol por litro de sangre se reduzca a los estándares internacionales.

“Es difícil pensar en otra cosa cuando no se ha logrado igualar las penas. Queremos que se tome conciencia en los Tribunales del país y homologar las penas bajo la influencia del alcohol y el estado de ebriedad, para que los conductores sean penados desde 0,3 grm./lt, concluyó Figueroa.

Comments are closed